España tiene marcadas CONEXIONES Y LAZOS CULTURALES CON EL MUNDO ÁRABE, que se reflejan en multitud de aspectos de nuestra forma de vida, arquitectura, arte, idioma, artesanía, etc.

Más de 700 años de historia compartida ha dejado huella en ambas culturas, lo cual se refleja en el afecto y afinidad que demuestra el mundo árabe de los países del Golfo por los logros españoles en la actualidad, en el ámbito deportivo, en nuestros estilo de vida, y en nuestras costumbres.

Gracias a la iniciativa de “A in a Circle Events Management LLC”, España cuenta desde la edición 2011/2012 con un lugar donde reforzar esos lazos y difundir su tradición, cultura y gastronomía.

Tras el éxito de sus dos primeras ediciones, Spain at Global Village afronta con entusiasmo la preparación de una tercera, con la expectativa de ser la mejor de ellas, gracias a la experiencia acumulada en las anteriores ediciones.
En su primer año de participación, España contó con un recinto de 500 metros cuadrados.

La fachada principal se diseñó recreando la madrileña plaza de toros de “Las Ventas”, la cual estaba situada en un mural de 20 metros de largo y 7 de altura.
El interior, compuesto de cuatro calles, decoradas evocando un típico pueblo andaluz pintado de blanco y albero. El pabellón contó con una plaza central, de acento cordobés, la cual se convirtió en el lugar de mayor tránsito.

En la segunda edición se modificó completamente la estética de la fachada representando esta vez, una reproducción de algunas de las construcciones más emblemáticas de “La Alhambra”, incluyendo una representación de los mosaicos originales de la misma.
En el interior se mantuvo la estética de patio andaluz añadiendo una calle más al pabellón, todas ellas decoradas con azulejos en las paredes y farolillos.

El número de tiendas fue 27, incluyendo un establecimiento de comida y otro de bebida.
El escenario se trasladó a un lateral en el que la pared, pintada al fresco, representaba una escena de los pueblos blancos costeros del sur de España, con un amplio tablao flamenco que daban el toque cultural y musical del pabellón.